Golpe bajo a la publicidad de apuestas deportivas en España

Golpe bajo a la publicidad de apuestas deportivas en España

by Cifuentips

Una serie de medidas que parecen dejar en jaque a las apuestas deportivas en España. ¿En qué consisten y cómo podemos interpretarlas?

Esto no es para muchos, ni para todos, ni para menores, ni mucho menos una actividad aconsejable si sus emociones, con frecuencia, se imponen. Lo abruman de choque. Cortan el hilo de la racionalidad. Las apuestas deportivas no son juego, así en ciertos momentos nos hagan creer que sí. Pues no. Equivocados están en concebirlas de esta manera. Más bien, se trata de una labor rigurosa, exigente. Bien llevada con tacto y técnica. De tolerancia en la derrota y manejo paciente de los resultados.

Así también ganan dinero las casas de apuestas

 

Aprender a perder en las apuestas deportivas

No todos piensan así. Los pocos, a lo sumo, sobreviven. No ven sus Banks tronados cada mes, ni las cuentas tristes de sus finanzas personales por cuenta de unos rojos calamitosos. Y ojo porque ni siquiera menciono las ganancias. Las hay, seguro. Afortunados quienes saben regocijarse en ellas con cierta frecuencia. Otros, los más terrenales como yo, nos damos por bien servidos, cuando no tenemos que depositar en la bookie con cierta frecuencia.

Manejo responsable de las apuestas deportivas

Nos falta pedagogía. El castigo se impone sobre la acción correctiva, cuando en lugar de sancionar se debe privilegiar el don de la enseñanza. Tanta falta que nos hace en muchos factores de la vida diaria. Las buenas maneras, el procedimiento correcto. Alto ahí: Apuesta responsable es administrarse como quien hace una inversión. Nadie garantiza el éxito. Depositar lo que solo se permite perder.

No hace mucho que en España se dirimen estos aspectos. Allí, por cuenta del denominado Ministerio del Consumo, tomaron decisiones restrictivas. Vistas bajo el prisma del castigo, siento que se imponen ante necesidades tan o más importantes como tomar conciencia del valor que tiene enseñar.

Muchas veces les he leído a los más expertos e las apuestas deportivas frases como “si me esto me lo hubiesen dicho cuando comencé”. Retumba en mi memoria, martillea fuerte al comprobarlo. Me pasó a mí. Eso que ellos viven se repite.

Un llamado a la educación preventiva, correctiva. ¿Qué pasaría si en la parafernalia publicitaria se suman campañas pedagógicas con la misma fuerza del accionar publicitario desplegado al momento de presentar bonos y tantos artilugios del márketing?

Los españoles cercenaron de tajo a la publicidad relacionada con las apuestas deportivas, lo que supone un fuerte golpe al negocio, por un lado. También es una medida fuerte contra un problema delicado como el de la ludopatía. Dentro de sus restricciones figuran:

Patrocinio deportivo: Imaginen esta restricción en Colombia. Dimayor se metería en un lío enorme porque no se permite a las competiciones adoptar nombres de patrocinadores como las casas de apuestas. Tampoco pueden aparecer en los uniformes, ni estar en nombres de estadios o al lado de los clubes.

La publicidad en internet está prohibida, salvo que exista consentimiento del lector. Si él lo autoriza, sale. Si no, prohibido.

La publicidad que sale en radio y televisión deja de manejarse, a juicio de quienes formularon esta restricción, de forma tan invasiva. Desde ahora la emisión de publicidad relacionada con las apuestas deportivas solo puede salir en radio y TV durante la franja horaria que va desde la 1:00 a.m. hasta las 5:00 a.m.

Prohibidos bonos de captación y no se permite difundir este tipo de mensajes y anuncios a personas con patología derivadas del juego. Así mismo, hay control parental del juego en internet.

Por último, no se permiten que famosos, reales o ficticios, estén en la publicidad del susodicho juego de azar.

Con estas decisiones la industria se resiente, los apostadores se sentirán avergonzados por hacer una actividad muy cuestionada, llena de controles.

Si esto sucede ya en España, y hay quienes se aventuran a predecir un panorama así en toda Europa, entonces puede llegar aquí. Sería un duro golpe a la estructura económica de las apuestas deportivas en Colombia. ¿Por qué tantos controles si también existe el camino de la prevención y capacitación?

Leave a Comment