La paciencia es clave para ser buenos en las apuestas

by Cifuentips

Es más frecuente de lo que parece y es ese tipo de comportamiento el que justamente debemos erradicar, si en verdad le tenemos gusto a las apuestas deportivas y las asumimos como una labor de inversión, con influencia de la suerte (ni más faltaba), pero con estrategia… ¡y paciencia!

Ojo a esa última palabra: Hay que ser pacientes cuando ya se tiene un buen tiempo metido en esto y se sabe, porque es la realidad, que un reducido porcentaje de apostadores ganan y son constantes en el tiempo. Además, son personas que tienen claro que no se hace millonario de la noche a la mañana.

Entonces, estamos en un escenario de estrategia, mucho análisis y de ser cautelosos y pacientes. Por ejemplo, si alguien tiene un plan para apostar a tiros de esquina, siguiendo a rajatabla las indicaciones, también sabe que en algún momento la estrategia reportará algunos fallos. Vendrán periodos de pocas ganancias.

¿Qué se hace en esos casos? Abandonar no es la opción. Por el contrario. Cuando las estrategias de apuestas son buenas, es menester quedarse allí, ya que estas son diseñadas precisamente para generar beneficios con el paso del tiempo. Se contempla el margen de error y su objetivo es minimizar el riesgo de sufrir un descalabro tan fuerte, que el bank quede en cero.

Propuesta para administrar banks pequeños en las apuestas

Tener un método de apuesta reduce el pensamiento de corto plazo, que nos limita a querer todas las ganancias en un par de jugadas. Hacer locuras como lanzar todo el depósito en una apuesta es lo que precisamente se debe anular con un método. Es el mejor camino para ayudarnos a conservar la paciencia.

Un apostador debe ser tolerante a las derrotas y no dejarse llevar por la insatisfacción del dinero perdido, ni ese deseo a querer jugar cuanto antes para recuperar lo que ya esfumó. La impaciencia nos reduce a un terreno irracional, donde se juega con el corazón.

Debemos considerar a las derrotas siempre. No se puede pretender ganarlo todo. En algún momento, sea tarde o temprano, estas resultan y suelen ser esos mecanismos que activan cierta alarma o desespero. El consejo es comprender esa parte sicológica que hay en las apuestas y esto es igual o hasta más importante que contar con una buena cantidad de información antes de apostar o elegir correctamente una casa de apuestas.

Cómo comportarnos con las malas rachas en las apuestas deportivas

Las personas suelen tener objetivos distintos cuando apuestan, desde el mismo ocio hasta un nivel mucho más involucrado con la inversión y buscar una forma de generar algún tipo de ganancias. Cual sea el perfil de apostante, si se quieren lograr beneficios hay que seguir algunos parámetros, en su mayoría asociados con el sentido de ser pacientes.

Si se tiene un estilo de apostar que ya han comprobado antes, también hay que armarse de valor y apaciguar con tolerancia los picos bajos, que siempre los hay. Si controlan el tiempo y esperan lo suficiente las ganancias llegarán.

En el mismo camino, una persona que sabe apostar también analiza muy bien el mercado, sin dejarse manipular por el tipo de apuesta más popular. Se encuentra valor mediante el análisis amplio, sin sentirse atraído por tendencias. Muchas veces nos lanzan el anzuelo de “dinero fácil”, llevando este ejercicio a un mero campo de recreación, siendo realmente lo opuesto.

Si saben que encontrarán ganancias con su método, pero nada que resultan los verdes que tanto gustan, deben comprender que esa mala racha está contemplada y que con el tiempo cambiarán para dejar los éxitos tan anhelados. No es un tema de corto plazo, afirmación con sustentación  sobre la base de analizar los pronósticos en una muestra grande. No basta con un par de semanas o un mes. El tiempo es el mejor aliado.

Leave a Comment