Inversión. Así deben verse las apuestas deportivas

by Cifuentips

Como en cualquier negocio. La inversión que se hace esperando el retorno y beneficios. En las apuestas deportivas pasa lo mismo.

Las cuotas en las apuestas deportivas nos sirven como un punto de referencia para conocer el porcentaje de probabilidad de acierto que le dan ellos a un determinado evento. Si lo cruzamos con nuestro análisis podemos notar si hay valor o es mejor seguir buscando otra opción.

También nos dan la referencia de cuánto dinero podemos ganar si acertamos.  Así, un acierto a cuota 1,74 nos está diciendo que obtenemos el 74% del dinero apostado. Eso es lo que se llama la ganancia neta en una apuesta. Si pusimos $10.000 pesos en ese evento entonces obtenemos $7.400 de premio.

Es esto último lo que queremos tratar aquí, ya que muchas veces las personas que apuestan no piensan en los porcentajes. Es decir, con el anterior ejemplo nos llevamos más de la mitad de lo apostado. ¿Por qué pensar que no está bien?

Lógicamente, alguien que apueste $5.000 pesos seguramente verá irrisorio ganarse una cuota de 1,50 porque recibe $2.500. No debería verlo así, puesto que acaba de conseguir nada menos que el 50% de lo invertido. Imaginen esto en términos de una inversión. Una utilidad de esas a un buen ritmo garantiza un retorno de la inversión en un tiempo breve.

Para los que apuestan con poco dinero, lo cual está bien ya que cada quien es libre de decidir cuánto dinero arriesga, si no lo ve en términos de porcentajes se estancará y sentirá esa frustración de ver que su dinero no crece al volumen esperado porque solo ve cifras pequeñas. En cambio, si pensara en términos del porcentaje obtenido verá que no solo ha tenido una buena recha, sino que su inversión inicial se puede duplicar manteniendo un ritmo sostenido y fijándose metas de un mediano o largo plazo.

Este es un problema de muchos apostadores porque tampoco se está pensando en el largo plazo. Hagan de cuenta que comienzan con un bank de $50.000 y al cierre del primer mes se obtienen ganancias que representan un 50% de la inversión base. Estamos diciendo que su bank cerró en $75.000. Digamos que cada mes está logrando beneficios por $20.000 en promedio y que en un año mantuvo esta tendencia.

A los $75.000 del primer mes se le suman $122.000 de las utilidades generadas en los demás 11 periodos. Son $197.000 pesos, que restándoles los $50.000 de bank inicial arrojan un total de $147.000 como utilidad neta del ejercicio. No solo recuperó lo invertido, sino que prácticamente lo triplicó.

Imaginen un desempeño así con un bank superior. Desde luego, aquí también se necesita ser muy riguroso, apostando con estrategia y criterio. No es sencillo de lograr, pero es posible. Todo gracias a un ejercicio serio, consciente de los porcentajes y del largo plazo porque las apuestas deportivas también deben verse como inversión.

De manera que no se frustren, ni piensen que para llegar a grandes cantidades se necesita apostar a cuotas altas. Hay que contar con la paciencia como factor aliado en este trayecto y verán sus beneficios hechos realidad.

Quien ya tenga experiencia y haya comprobado que puede ser rentable está en capacidad de aumentar su bank para invertir en apuestas. Puede lograr un dinero importante, sin querer decir que será millonario.

Recuerden que también hay que ser juicios con el manejo del stake. Aumentar el valor de las apuestas en la medida que crezca el bank y ajustarlo a la baja en las pérdidas. Tener conciencia sobre las derrotas porque nadie es perfecto.

Cuando se piensa en porcentaje seguro que bajará esa frustración y tomarán esto como en cualquier otro negocio. Alguien invierte, con la expectativa de recuperar su dinero y ver ganancias en un tiempo prudente.

Leave a Comment